Rejuvenecer 14 años mediante estimulación

Artículo realizado por:
Irene Díaz
Terapeuta Ocupacional

#terapiaocupacional , #TO , #terapeutas

Toda persona que con la edad va perdiendo rapidez de respuesta, reflejos, memoria, comprensión, etc. debería leer esto para animarse y saber que, con terapia, su cerebro todavía puede mejorar.

Ya Hebb en 1949 insistió en que la plasticidad neuronal depende del uso, lo que han confirmado muchas investigaciones.

El uso en este caso significa que una de las cuestiones cruciales para un envejecimiento satisfactorio es mantenerse activo tanto físico como mentalmente.

El mantenerse activo en todos los ámbitos ayuda a proteger la memoria y otras funciones cognitivas de la disminución propia del envejecimiento.

Os presento una serie de estudios que se han realizado con personas mayores, relacionado con la eficacia de la estimulación cognitiva.

(Estudio 1)

Es increíble, pero es cierto que se ha comprobado que con estimulación cognitiva intensa, la mente de una persona mayor puede rejuvenecer ¡¡hasta 14 años!! Más claramente, una persona de 80 años, ¡¡que tenga de la memoria de cuando tenía 66!!

Nos lo comentan en uno de los trabajos más relevantes en el área, el de Schaie y Willis (1986).

Ellos seleccionaron una población de ancianos normales, que vivían en una residencia y tenían un nivel educativo similar.

1ª parte del estudio: les administraron pruebas de memoria y aprendizaje al comienzo del experimento y 14 años después. Durante ese período, casi la mitad de los ancianos mostró un deterioro significativo de las funciones cognitivas con relación a la primera prueba, confirmándose la declinación debida al paso del tiempo.

2ª parte: los autores aplicaron un entrenamiento intensivo de las funciones cognitivas y lo sorprendente fue que los ancianos recuperaron el nivel cognitivo que tenían 14 años atrás cuando se les realizó la primera evaluación.

(Estudio 2)

En la vejez se producen deterioros en el procesamiento, aprendizaje y recuperación de la nueva información, la solución de problemas y la rapidez de la respuesta.

La mayoría de los estudios con humanos incluyen al menos dos grupos de edad, el de los jóvenes cercanos a los 20 y el de los ancianos, por encima de los 60 años.

Los grupos son emparejados en función de una serie de variables relevantes y se comparan en tareas que incluyen recuerdo libre, reconocimiento de rostros o de una combinación de letras-números previamente presentadas, hasta la solución de problemas de búsqueda o de rotación mental. Otras tareas implican comparaciones, aprendizaje de pares asociados, clasificación de palabras, etc.

En general, los resultados indican que los ancianos son más lentos o tienen una ejecución más pobre que los jóvenes, prácticamente en todas las tareas.

Uno de los problemas más frecuentes en el envejecimiento es la declinación de la memoria.

La queja subjetiva de falta de memoria aparece en el 70% de los sujetos añosos (Laurent, Allegri & Thomas-Anterion, 1997).

(Estudio 3)

Aunque la mayoría de los tratamientos incluye el entrenamiento en habilidades cognitivas, Yesavage, Rose y Spiegel (1982) hallaron que el simple entrenamiento en relajación puede mejorar el aprendizaje y la memoria en ancianos ansiosos, pero perjudica a aquellos que no evidencian ansiedad. Este resultado muestra la interacción entre los estados emocionales y las funciones

cognitivas que se encuentran en todas las edades, pero que puede ser más crucial durante la vejez.

Además, se halló que la depresión y los problemas emocionales afectan las funciones cognitivas, por lo cual estos factores también se deben tener en cuenta a la hora de mejorar las funciones intelectuales de los ancianos, mediante medicación o tratamientos específicos.

Conclusiones

Estas investigaciones y muchas más, demuestran que aún en la vejez, el cerebro tiene cierta plasticidad y sugieren que una intervención adecuada puede prevenir y/o disminuir los problemas de memoria.

La mayoría de los programas de estimulación cognitiva y de entrenamiento en el uso de reglas nemotécnicas se realizan individualmente, ya que se puede aplicar en el hogar y cada anciano puede avanzar a su propio ritmo. Incluyen diferentes formas de categorización y clasificación de la información, el uso de imágenes visuales, el método de lugares tareas verbales recuerdo de rostros y nombres, etc.

Escríbeme para cualquier consulta o duda que tengas en Asesoramiento Online o escribe algún comentario en este artículo, ¡seguro que tu aportación nos ayuda a todos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: